La industria de los selladores en la actualidad, según el Dr. R. Karrer

La industria de los selladores en la actualidad, según el Dr. R. Karrer

Con el comienzo del desarrollo del sistema de sellado de 2 fases para vidrio aislante a finales de la década de los 60s / principios de los 70s, los selladores de polisulfuro dominaron el mercado en Europa desde un principio. Los fundamentos químicos de producción tienen ya más de 180 años y los elastómeros que se pueden obtener a partir de esta técnica tienen aproximadamente la mitad de antigüedad. La aplicación más empleada en la actualidad es como selladores de polisulfuro de dos componentes para vidrio aislante, pero debido a su practicidad química también se utilizan como compuestos selladores en la construcción de aeronaves y vehículos, así como para sellar alrededor de estaciones de servicio para evitar la filtración de gasolina.

La razón principal de su éxito rápido y temprano en la industria del vidrio aislante se debe: por un lado, a que esta ténica fue reemplazada como combustible para cohetes a mediados de la década de los 50s, por lo que se tuvo la necesidad de buscar activamente nuevas aplicaciones, preocupación especialmente de los productores estadounidenses de materias primas. , y por otro lado, fue que se encontró una aplicación que ofrecía a los fabricantes de vidrio aislante un sellador fácil de aplicar y que ofrecía una amplia gama de posibilidades para mezclar los componentes A y B. A finales de la década de los 90s, los selladores de polisulfuro dominaban el sector del vidrio aislante de mercado en Europa en más del 90%. Este mercado estuvo suminstrado y controlado en las décadas de los 80s a los 2000s principalmente por 4 fabricantes de materias primas: EE. UU., Japón, Alemania y Rusia, de los cuales solo quedan 2 en la actualidad y quienes todavía suministran cantidades significativas a la industria de selladores de vidrio aislante.

Esto es un reflejo del desarrollo y utilización que tuvieron los selladores de vidrio aislante durante los últimos años en Europa. Sin embargo, el mercado de los selladores de polisulfuro ha cedido terreno notablemente a los selladores de poliuretano, empleados principalmente en el sellado de ventanas en Europa, es decir, apenas por detrás de los marcos de protección UV. El mercado y uso del silicon se limita esencialmente a la parte exterior y expuesta, principalmente en las construcciones de fachadas de vidrio. Sin embargo, ocasionalmente o en ciertos países, el silicón se utiliza como sellador secundario en unidades de vidrio aislante para ventanas cuando la hermeticidad al gas juega un papel secundario.

En los Estados Unidos, por otro lado, los polisulfuros, que solían ser muy utilizados, han sido reemplazados en gran parte por los termoadhesivos (reactivos), cuyos usuarios están fascinados con la rápidez y facilidad de su manejo. Principalmente, las normas y leyes nacionales aplicables, junto con las atractivas ofertas de los fabricantes de máquinas y selladores, han sido decisivas para su penetración en el mercado. De ahí que, la relación precio / beneficio sea decisiva para la selección de un sellador. Debido a que los polímeros de polisulfuro son relativamente complejos de fabricar y hay muy pocas variantes para el mercado del vidrio aislante, muy pocos han sido los desarrolladores durante muchos años en comaración con el caso del poliuretano. Otra gran desventaja de los selladores de polisulfuro es la baja resistencia a los rayos UV / humedad, algo que solo se puede lograr con gran esfuerzo y a un costo elevado, y que se exige cada vez más en las normas.

En Rusia, también se está dando el reemplazo de los selladores de polisulfuro, aunque a través de otro método bastante económico, conocido como grupos mercaptanos terminales (polímeros de polímerocaptano o también conocido como polímeros PUSH). Aquí, se proporciona una cadena principal de poliuretano con grupos SH y se fabrican selladores adecuados a partir de ellos. Esta técnica también es relativamente antigua y se introdujo en los EE. UU. a mediados de la década de los 90s. Debido a sus bajos costos de fabricación, este tipo de productos está experimentando un renacimiento, especialmente en el mercado ruso, y por lo tanto también está absorbiendo parte del mercado global de selladores de polisulfuro.

La tendencia en Europa es sustituir el uso del polisulfuro por poliuretano, en los EE.UU. sustituir el polisulfuro por termoadhesivo (reactivo) termofusible y poliuretano y en Rusia sustuir el polisulfuro por los polímeros de polimerocaptán.

En China y en el resto de Asia en general, es muy complicado hacer un análisis preciso del mercado. Muchos proveedores locales de selladores operan allí, principalmente a base de silicón, algunos de ellos todavía utilizan solventes. No es muy común que en esos lugares se requieran de las características de un sellador europeo, salvo en situaciones muy excepcionales, cuando se están utilizando máquinas de alta calidad. Sin embargo, los fabricantes de máquinas asiáticos se han esforzado por estar al nivel de sus competidores europeos y actualmente existe una tendencia a comprar tanto la máquina como el sellador de forma local.

Está por verse cuales serán los requisitos legales que se promulgarán en los próximos años y si realmente prevalecerán las acciones y la forma de fabricación con una conciencia del impacto ambiental.

IGK hace frente a estas tendencias globales con su portafolio de productos el cual ha crecido en los últimos años.

Dr. Randolf Karrer

IGK Isolierglasklebstoffe GmbH

Gewerbepark Hasselroth
Albert-Einstein-Str. 5
63594 Hasselroth
Alemania

Tel.: +49 6055 9060 0
Fax: +49 6055 9060 22
E-Mail: welcome@igk.global
Internet: www.igk.global

Más artículos

IGK Global

Una idea original y creación de IGK.

En la década de los 60s, la industria automotriz comenzó a instalar el parabrisas, como elemento estructural mecánico de la carrocería, con la ayuda de