Una idea original y creación de IGK.

Una idea original y creación de IGK.

En la década de los 60s, la industria automotriz comenzó a instalar el parabrisas, como elemento estructural mecánico de la carrocería, con la ayuda de adhesivos. Con este propósito, se desarrollaron adhesivos especiales de poliuretano de un sólo componente de muy alta viscosidad que fueron mejorando y acelerando significativamente el proceso de producción en la línea de ensamblee y contribuyeron significativamente a la automatización.

Aunque el uso de adhesivos de poliuretano es una técnica utilizada muy antigua (se remonta a los tiempos de Otto Bayer, 1937), hoy en día aún se requiere de formulaciones y procesos de fabricación muy especiales para satisfacer las altas exigencias de las líneas de producción de los fabricantes automotrices.

A finales de la década de los 60s, casi en paralelo, se inició el desarrollo de sistemas de vidrio aislante sellado, que consistía de un componente sellador primario a base de poliisobutileno y, polisulfuro o silicón como componente sellador secundario. Con el uso de esta tecnología de 2 fases, fue posible, por primera vez, programar de manera totalmente automática la producción del vidrio aislante: desde el corte del vidrio hasta el proceso de lavado, pasando por el ajuste del marco, llenado con gas y unión al vidrio aislante, el tan mencionado sellado con el sellante secundario representa el paso final de la fabricación.
A mediados de los 80s, el fundador de la empresa y director ejecutivo de adhesivos para vidrio aislante IGK, el Dr. M.V-R, tuvo la idea de transmitir su experiencia con los poliuretanos del sector automotriz con la industria del vidrio aislante. En ambos sectores, la atención se centraba en el material de vidrio y la estructura de adhesión de los selladores utilizados. De ahí que surgió su interés y comenzó a desarrollar selladores de poliuretano desde ese momento. En ese entonces, el mercado del vidrio aislante estaba dominado en más del 90% por polisulfuro y el resto se lo dividían entre polímeros de silicón, termofusibles y polímerocaptanos.

Convencido y apoyado por la idea de utilizar selladores de poliuretano de 2 componentes para crear compuestos para vidrio aislante mejores y más económicos que los anteriores, fundó IGK GmbH en 1988 con su sede actual en Hasselroth en el área metropolitana de Frankfurt. Dado que tanto las formulaciones como la tecnología de aplicación de los selladores para ambas industrias difieren significativamente, fue necesario hacer un gran esfuerzo en el desarrollo y solo se pudo transferir una pequeña parte de la tecnología de adhesivos del sector automotriz.

Por eso el laboratorio fue y sigue siendo la pieza central hasta el día de hoy, el lugar donde se pueden probar constante y detenidamente innumerables materias primas como polímeros y catalizadores hasta encontrar la tan deseada “aguja en un pajar”. También era cuestión de “dominar” las reacciones secundarias de la química del poliuretano y asegurar el resultado esperado de la reacción, tanto en la propia producción de IGK como en la del cliente. La interacción de la aplicación y las propiedades finales en el sector del vidrio aislante se plantea como un desafío particular. El requisito es «empaquetar» la vida útil más larga posible en una formulación de curado rápido, que permita obtener buenas propiedades de sellado de gas en el producto final; resistente a la entrada de humedad y a la radiación UV.

El hecho de que se hayan cumplido estos altos estándares obedece a que la empresa IGK se ha ampliado, reconfigurado y automatizado en varias ocasiones. De esta manera, IGK ha avanzado hasta convertirse en el líder del mercado de selladores de poliuretano en el segmento de vidrio aislante y se puede encontrar en la actualidad en muchos países europeos. Más aún, las ventas se han internacionalizado en los últimos dos años lo que ha orillado al establecimiento de nuevas sucursales en los EE. UU. y Rusia.

Mirando en retrospectiva, no exageramos al decir que el mercado de selladores para vidrio aislante en Europa ha cambiado y actualmente alrededor del 75% se trabaja con poliuretano, en gran parte debido a la idea visionaria del Dr. ¡M. Vollrath-Rödiger!

Dr. R. Karrer 28.12.20

IGK Isolierglasklebstoffe GmbH

Gewerbepark Hasselroth
Albert-Einstein-Str. 5
63594 Hasselroth
Alemania

Tel.: +49 6055 9060 0
Fax: +49 6055 9060 22
E-Mail: welcome@igk.global
Internet: www.igk.global

Más artículos

IGK Global

Una idea original y creación de IGK.

En la década de los 60s, la industria automotriz comenzó a instalar el parabrisas, como elemento estructural mecánico de la carrocería, con la ayuda de